celebrar que eres mujer

8 maneras de celebrar que eres mujer

Ser mujer significa algo más que ser hija, madre, esposa, amiga, abuela y compañera. Ser mujer significa ser valiente, inteligente, divertida, sensual, cíclica, luchadora, talentosa, alegre, aventurera, casera, creativa… y al fin y al cabo, ser todo aquello que tú quieras ser.

Con el motivo de la celebración este 8 de marzo del Día de la Mujer, he querido recopilar 8 maneras para celebrar tu feminidad y tus dones. Hoy quiero inspirarte para que tú misma crees esos pequeños rituales que te conecten contigo misma cada día.

Porque ser mujer es algo que tienes que celebrar todos los días del año.

¿Por cuál de ellas vas a comenzar hoy?

Ser mujer en un mundo de hombres

Cuando me preguntan si la mujer nace o se hace, mi respuesta es obvia: nacer biológicamente mujer no implica necesariamente estar conectada con los dones femeninos.

A día de hoy vivimos en una sociedad en la que es demasiado fácil juzgar a una mujer y demasiado difícil reconocer sus méritos. Alejarse de lo femenino es la única salida para muchas mujeres, que entienden esto como la alternativa perfecta para abrirse camino en el “éxito” que nos inculcan desde pequeñas. ¿Te suenan alguno de estos comentarios?:

  • “¡Ah! Pero si estás trabajando todo el día, ¿quién se ocupa de tus hijos?”
  • “Para este puesto de trabajo, necesito saber si tienes planeado ser madre.”
  • “Te gustan las cosas de hombres”
  • “¿De verdad no quieres ser mamá? ¿Cómo puedes pensar así?“
  • “Ya te estás haciendo mayor. ¿Cuándo piensas encontrar pareja?”
  • “No sabes la suerte que tienes de que tu marido te ayude en casa.”

 

Cuando escucho este tipo de comentarios, me hierve la sangre. Pero me hierve con vapor incluido cuando las escucho desde la boca de otra mujer. ¿Por qué nos empeñamos en desprestigiar la decisiones de otras mujeres?

La generación de mujeres a la que pertenecemos es DEMASIADO exigente, en mayúsculas. Se nos exige estudiar, encontrar un trabajo espectacular, un hombre amable que nos adore, unos hijos perfectos, ser luchadoras sin dejar de ser cariñosas, trabajar mientras pensamos en la cena de la noche, cuidar nuestro cuerpo (porque tenemos que ser muy sexys, como no) sin descuidar nuestra mente, ser positivas, resolutivas, encontrar todo en el desorden de la familia, cuidar de las plantas, dar buenos consejos y así podría seguir un rato más. Mucho rato más.

Celebrar que eres mujer debería alejarse por completo de todos esos estereotipos que la sociedad androcéntrica se esfuerza en inculcarnos desde que estamos en la cuna. Debería centrarse, por el contrario, en celebrar que las decisiones que tomamos se respetan.

Si decides que estás a gusto sola, que se respete. (Y si es así, no te pierdas este vídeo)

Si decides enamorarte de alguien que está en la otra parte del mundo, se respete.

Si tu decisión es dejar de trabajar para cuidar de tus pequeños, que se respete.

Y si decides esforzarte en tu carrera profesional, se respete igualmente.

Se debería celebrar que tenemos el derecho de soñar, de crear la vida que queremos para nosotras, que nadie tiene derecho a decidir por ti y menos por el mero hecho de ser mujer.

Porque para llegar a ser mujer, necesitas conectarte con tu verdadera feminidad. Y esto comienza dando el primer paso, que es aceptar no se trata de ser mujer en un mundo de hombres. Esto trata de ser mujer en un mundo libre, en el que ninguna decisión se cuestione sencillamente por si eres mujer o no.

Y ahora sí, te cuento las 8 maneras para que puedas celebrar que eres mujer.

celebrar que eres mujer

Rituales para celebrar que eres mujer

Haz una lista de todo lo que te guste, y regálate algo todos los días.

Puedes hacer un listado de las cosas más sencillas, como disfrutar de un café o un té bajo el sol, una ducha caliente, hasta algo más complejo como salir a bailar un viernes por la noche. Sea lo que sea que te guste, anótalo. Da igual si son 10, 20 o 70 cosas. Anótalas todas (y puedes ir añadiendo actividades, por supuesto) y ten a mano siempre tu lista. No te olvides de realizar alguna cada día para sentirte agusto contigo misma.

Mírate al espejo y admira tu belleza.

Siente tu piel, mira tu pelo, tu cara. ¿No te das cuenta de lo bonita que eres? A veces nos ofuscamos con las partes negativas que no nos gustan de nuestro físico. Y eso nos eclipsa la verdadera belleza. Mírate por un rato y busca todos esos pequeños rincones que son encantadores. Y a partir de hoy, camina con paso firme sabiendo que todos esos pequeños rincones son los que te hacen ser una mujer preciosa.

Come lo que sabes que te sienta bien.

Prepárate algo saludable y a la vez delicioso, para que puedas disfrutar sabiendo que le haces bien a tu cuerpo. Eso te dará paz interior, te equilibrará y, por qué no, te ayudará a verte mejor. ¿Qué te parece buscar una receta sana para prepararte hoy mismo?

Inspírate con las historias de otras grandes mujeres.

Mujeres que han cambiado la historia, mujeres que han llegado a uno de los objetivos que tú deseas. Puedes ver películas, leer algún libro o quedar a tomar café con esa persona que admiras tanto. Verás como eso es pura inspiración.

Conéctate con tu ciclo y escucha lo que tu cuerpo te pide.

Las mujeres albergamos el don de dar vida, y eso implica ser cíclicas. Cada fase del ciclo es diferente, e intentar actuar igual todos los días lo único que hará es desconectarte de ti misma. Con un calendario, calcula en qué fase te encuentras hoy y escucha lo que te pide tu cuerpo: paz, desconectar, moverte más o darte un capricho 🙂

Mira hacia atrás y descubre todo lo que has conseguido.

Date un pequeño paseo por tu historia y haz un listado de todo lo que has conseguido. ¿Te acuerdas de cuando terminaste de estudiar aquel curso? ¡Punto para ti! ¿O cuando te sacaste el carnet de conducir? ¿Tal vez cuando conseguiste salir de aquella situación engorrosa? ¿O cuando hiciste aquello que te aterraba y saliste ilesa? Llena tu marcador de puntos y empodérate. Eso te ayudará a darte cuenta que puedes hacer cosas increíbles si crees en ti.

Comparte tu tiempo y tu amor.

Dar y recibir amor es parte de nuestra naturaleza, y no me estoy refiriendo al amor de las mariposas en el estómago (que tampoco está mal, que conste). El amor está en tus acciones, en compartir tiempo con los tuyos, en dedicarte tiempo para ti, en preparar pequeños detalles para alguien especial… y en estar dispuesta a recibir el amor de otros. Esto hará que tu feminidad permanezca intacta, porque sabrás que al amarte a ti misma puedes amar a los demás, sin renunciar a nada.

Hazle un regalo a tu niña interior.

Para comenzar a celebrar que eres mujer, el paso más importante debería ser el de conectarte con tu niña interior. ¿Cuánto hace que no vas a visitarla? No hace falta que esperes ni un día más.

 

Aquí va mi regalo para la mujer maravillosa que eres

 

He preparado con la ayuda de mi compañera Ángela Suaz una meditación guiada en la que podrás conectar con tu niña interior y celebrar el milagro de ser mujer. Esta pequeña meditación será un camino directo hacia tu interior subconsciente, con el que comenzarás a sentir que ser mujer es lo más maravilloso que puede ocurrir.

Recuerda que son solo pequeños rituales para inspirarte y que puedas crear los tuyos propios. Celebra que eres mujer cada día de tu vida. Porque eres vida, eres fuerza interior pero, sobre todo, eres libre.

¿Te gusta? ¡Compártelo!
2 Comentarios
  • Verónica
    Posted at 22:15h, 08 marzo Responder

    Hola Maria José. Qué bonito artículo, somos todo aquello que queremos ser! Y a mimarnos cada día con esos consejos que somos maravillosas. Gracias!

  • Nuria Escolano
    Posted at 22:33h, 14 marzo Responder

    Qué maravilla lo que has escrito. Me parece un auténtico regalo. Muchas gracias, María José.
    Un abrazo enorme!!

Escribe un comentario