Tu dinero está en tu madre

Tu dinero está en tu madre

Últimamente estoy muy enfocada en el tema de la abundancia. Me gusta compartir con mis clientes mis conclusiones y descubrimientos acerca de este apasionante asunto.

Uno de los temas más recurrentes sobre los que me soléis hacer consultas es sobre el tema del dinero. Yo siempre recuerdo que el dinero es abundancia, y que la abundancia no es solo dinero: también es abundancia en todos los aspectos como abundancia de balance, de salud, de amor…

Lo interesante aquí es que la abundancia está unida a la relación con tu madre. De hecho llevo tiempo observando como la relación que tienes con tus progenitores determina la abundancia de tu vida, que como digo no solo es económica, también implica cualquier área de tu vida como el trabajo, las relaciones o la salud.

Bert Hellinger, el padre de las Constelaciones Familiares, demostró como la relación que tienes con el dinero es un reflejo de la relación que tienes con tu madre.

Es más, estoy segura que puedes ver reflejada esta relación en tu día a día.

Lo puedes ver por ejemplo cada vez que dices frases como “no puedo porque no tengo dinero”, “nunca tendré suficiente dinero”… Cuando en realidad estás reflejando que “no tienes a mamá”.

O cuando dices que el dinero no lo es todo o que no da la felicidad, lo que estás diciendo en realidad es que tu mamá no es suficiente.

El dinero es la llave que abre las puertas de todo lo que satisface nuestras necesidades y deseos. Es la representación gráfica de la abundancia, de la prosperidad. Es la energía del movimiento y del crecimiento evolucionando o estancandose contigo.

Por eso, cada vez que hablas de dinero, estás hablando de la energía de la abundancia.

Y tu madre es la representación perfecta del estado pleno de abundancia. Desde que eras una célula tomaste de tu madre, te alimentaste de ella y creciste con sus recursos. Tu madre te dio oxígeno, te dio agua y alimento. Te dio protección y amor. Y todo ello sin escatimar en nada.

Y, ¿sabes qué? Que fue suficiente. Y lo fue porque de no ser así hoy no estarías aquí.

Sin embargo, cuando no sabemos tomar a la madre, seguimos exigiendo de ella más y más. Sentimos que está en deuda con nosotros, que no fue suficiente.

Cuando culpas a tu madre de no tener los lujos que deseabas, o de que su pecho no diese más leche, o de no saber arroparte en tus momentos más bajos, estás emitiendo un juicio que te aleja de la abundancia.

Porque la madre te lo dio todo y ahora te corresponde a ti decidir qué haces con todo ello. Pero si tienes dificultades para integrar lo que te dio tu madre, la abundancia no fluirá.

Estarás atrapada en situaciones de bloqueo, de carencia, en creer que la culpa de tus problemas la tienen los demás y no tú.

Y será así porque no sabes qué hacer con todo aquello que te dio tu madre y que fue más que suficiente, aunque tú no lo veas así.

¿Qué puedo hacer para sanar mi relación con la abundancia?

Tu dinero está en tu madre

Lo primero es ser consciente que estas conclusiones las puedes llevar guardadas en un plano consciente o también subconsciente.

Por ello el primer paso es reconocer siempre lo que tu madre te dio, y ser consciente que fue suficiente. No fue malo, ni bueno. No emitas juicios sobre si fue adecuado o no. Simplemente, fue la base desde la que tú puedes decidir construir para sentire completa.

Cuando te das cuenta de esta idea y la interiorizas, estarás lista para asumir tu lugar de hija.

Y desde ese lugar, puedes empezar a experimentar que en la vida tienes más que suficiente, mucho más que eso.

Al darte cuenta de todos los recursos de los que dispones, la imagen que tienes de tu madre se ensancha, y con ello tu relación con ella comienza a sanar.

Porque sabrás honrar la vida que te dio. Y automáticamente la energía de la abundancia comenzará a fluir y a llegar a tu vida.

Te recuerdo que puedes trabajar la abundancia desde una visión sistémica en los Talleres de Constelaciones Familiares que hacemos en Murcia.

Y es que a veces ocurre que por lealtad al clan no nos damos permiso para prosperar. Puede que la energía estancada venga de alguno de tus antepasados y haya pasado por tu madre.

Si este es tu caso, puedes trabajar este bloqueo con las Constelaciones Familiares y sanar este aspecto en tu vida.

Mira la información de los próximos talleres aquí.

Espero que este artículo te haya ayudado a ver la relación con la abundancia desde otra perspectiva. Cuéntame en los comentarios: ¿crees que tu madre tiene que ver con tu relación con el dinero?  

¿Te gusta? ¡Compártelo!
No hay comentarios

Escribe un comentario