explicación científica de las Constelaciones Familiares

La explicación científica de las Constelaciones Familiares

¿Alguna vez te has preguntado cuál es la explicación científica al fenómeno de información que se da en los trabajos de constelaciones familiares?

 

Rupert Sheldrake, un escritor, bioquímico y biólogo británico, se encargó de elaborar una hipótesis (la más revolucionaria de la biología contemporánea) Resonancia Mórfica.

 

Detrás de esta hipótesis encontramos las respuestas a muchas de las preguntas que nos hacemos sobre la experiencia que vivimos tras el trabajo de una constelación. En este artículo te quiero hacer una introducción a este interesante tema.

 

El Campo Mórfico de cada individuo es una transmisión intergeneracional de información. Son herencias que pasan de padres a hijos año tras año, independientemente de que estas sean positivas o negativas. Sería, para que lo entiendas, una memoria común compartida por todos los miembros del clan, independientemente que hayan convivido o no en las mismas coordenadas espacio-temporales.

 

Por ejemplo, puedes estar conviviendo con la información de un antepasado al que no conoces, pero que sin embargo está determinando el transcurso de los sucesos de tu vida actual.

La memoria colectiva

 

¿Por qué cuando un individuo de una especie animal aprende una nueva habilidad, luego es mucho más fácil aprenderla a todos los individuos de dicha especie?

Sheldrake descubrió con su teoría que la mente de todos los individuos de una especie, incluido el ser humano, se encuentra unida y formando parte de un mismo campo mental planetario.

 

Este campo mental, conocido como morfogenético, afecta a las mentes de los individuos, y las mentes de estos afectarían al campo. En otras palabras, las mentes son influidas por el campo morfogenético y a la vez es influido por las mentes.

 

Esto explicaría esa facilidad para las futuras generaciones de aprender esas nuevas habilidades que sus antecesores descubrieron, ya que esta nueva habilidad “resuena” en cada uno, sin importar la distancia a la que se encuentre. Por lo tanto, cuantos más individuos la aprendan, más fácil y rápido les resultará al resto.

 

Por ejemplo, piensa por un momento en nuestros antepasados primitivos. Ellos, aunque sabían utilizar el fuego, no sabían la manera de encenderlo. Esto hacía que lo único que les preocupara era de conservarlo, a través de antorchas y cubrefuegos.

 

Sin embargo, años más tarde, alguien descubrió un sistema para encenderlo. A través del frotamiento, descubrieron que el calor que producía conseguía encender el serín, y entonces todo cambió por completo. Porque ese descubrimiento sería otra de las bases en la que nos sostenemos a día de hoy.

 

Con este ejemplo, es fácil darse cuenta de la teoría del campo mórfico que Rupert Sheldrake defendía, y es que sin importar la distancia que separara la generación que consiguió descubrir la forma de encender ese fuego, las siguientes generaciones supieron hacerlo de una manera muy sencilla. No necesitaron años y años para volver a encender una llama. Lo hacían cada vez más sencillo y mucho más rápido generación tras generación.

 

Los Campos Morfogenéticos son por lo tanto unas estructuras organizativas invisibles que moldean y dan forma a los seres vivos y que tienen un efecto organizador en la conducta y en las emociones.

 

De estos campos que contienen información recopilada de toda la historia y evolución pasada esbozaban a su manera diversas teorías como la “Memoria racial” de Freud, el “Inconsciente colectivo” de Jung o el “Circuito neurogenético” de Timothy Leary.

 

Con todo ello, podemos entender que cada familia tiene su propia memoria colectiva a la que todos sus miembros están conectados y tienen acceso.

 

Aqui te dejo un vídeo en el que el propio Ruppert Sheldrake te explica su teoría de los Campos Mórficos y las Constelaciones Familiares:

 

 

En este vídeo podemos entender como es posible que entre miembros que forman parte de un mismo sistema, cuando se separan, el cambio entre uno y otro siempre están relacionados. Es por ello que, cuando dentro de un sistema familiar, hay algún miembro que repite patrones (como por ejemplo “ser la oveja negra” de la familia) se trata de un desequilibrio en su campo mórfico.

 

Sin embargo, gracias a las constelaciones familiares, podemos acceder a la generación en la que se encuentra el antepasado que causa ese “conflicto” para apaciguar la situación y que la persona presente pueda sanar.

 

Por lo tanto, esto nos daría una de las respuestas que estamos buscando: sí, tenemos la información de sucesos, conductas, emociones y traumas, así como los recursos y habilidades que nuestro clan ha desarrollado durante siglos.

 

Conviven con nosotros, en nuestro interior, y por ese motivo en el trabajo de constelaciones tenemos acceso a la información de personas que no están presentes e incluso fallecidas y podemos trabajar a través del campo mórfico de resonancia del individuo que se constela.

 

Si quieres asistir a un trabajo de constelaciones, tanto de participante como de constelado, recuerda que puedes venir a mis talleres de Constelaciones Familiares en Murcia. Te dejo por aquí toda la información para que puedas verla.

 

Espero que con este artículo hayas empezado a comprender lo que hay detrás de las Constelaciones Familiares y hayas entendido como tu pasado influye en tu presente.

¿Te gusta? ¡Compártelo!
No hay comentarios

Escribe un comentario