ruptura amorosa

Cómo superar una ruptura amorosa

Febrero es el mes del amor por excelencia. Las tiendas se llenan de corazones, las floristerías se abarrotan de rosas y las calles se inundan de parejas enamoradas.

Todo es muy bonito, menos para quienes acaban de romper con su pareja.

Las rupturas amorosas pueden llegar a ser muy difíciles de superar. La mente suele jugarnos malas pasadas y parece que las emociones son incontrolables.

Para que puedas comenzar a pasar página, cultivando el amor hacia ti misma en el mes de los enamorados, aquí tienes las claves para que puedas superar una ruptura amorosa.

Conoce las fases por las que estás pasando

 

Cuando el amor no es suficiente y los problemas son evidentes, llegamos al punto y final de la relación: la ruptura. Cada persona tiene un tiempo de recuperación diferente, dependiendo de la intensidad con la que esta haya vivido la relación.

La asimilación de la ruptura y con ello la sanación de esta herida puede durar días, semanas o meses. Durante este tiempo, pasamos por un proceso de duelo, similar al de la pérdida de un ser querido.

Conocer las diferentes etapas por las que puedes ir pasando te ayudará a superarlo de una manera más rápida y menos dolorosa.

Estas etapas no irán en un orden estricto y puede que no pases por alguna de ellas.

  1. Negación: predomina la esperanza de que las cosas aún tienen remedio, y nos lleva actuar intentando recuperar lo que se ha perdido. Las emociones que predominan son la tristeza y el enfado, lo que puede hacerte actuar de la manera que no quieres.
  2. Rabia e ira: buscamos culpables, nos refugiamos en las venganzas y en el rencor como consuelo. Y esto lo único que hace es empeorar la situación.
  3. Negociación: comienzas a aceptar lo que ha pasado y te planteas la posibilidad de seguir avanzando con tu vida. Es una fase más serena, en la que el dolor sigue latente pero te deja razonar mejor.
  4. Asimilación: consigues darte cuenta que es el momento de empezar a quererte, a cuidar más de ti misma, a abrirte a nuevas posibilidades y disfrutar de esta nueva etapa.

Las 4 fases son necesarias para superar la ruptura amorosa. No intentes evitar las emociones desagradables o incómodas: siéntelas, intégralas y acepta que son temporales. Solo de esta manera podrás liberarte de ellas y podrás comenzar a retomar tu vida.

Consejos para superar una ruptura amorosa

 

ruptura amorosa

 

Es importante que sepas que, tanto si la que has tomado la decisión eres tú como si lo ha hecho la otra persona, la separación es una etapa un complicada.

Puesto que pasar por esta situación no es fácil, ni mucho menos agradable, es importante que te centres en superarla de la manera más sana posible. Se trata de centrarte por completo en tu bienestar y apostar por adaptarte a la nueva situación.

Para ello, estos consejos te ayudarán a comenzar:

Expresa tus emociones

Muchas veces tratamos de guardar nuestra rabia y tristeza, ya sea por aparentar “ser fuertes” o por no preocupar a los demás. Sin embargo, tras una ruptura amorosa, necesitas sacar fuera todo para comenzar a sanarte.

Ya sabes que una herida emocional no resuelta puede acompañarte por siempre. Tómate el tiempo que necesites para expresarte, ya sea sola o en compañía, pero hazlo.

Date tiempo

Una vez expresadas e integradas tus emociones primeras, comienzas a sentir realmente el duelo. Porque una ruptura es una pérdida, en la que también pasarás por el duelo.

En este momento, ten paciencia contigo misma. Es probable que todo te recuerde a tu ex, que la rutina se te haga extraña o que sientas que nada tiene sentido. Es necesario que seas consciente de que esto es una etapa, que puede durar más o menos, pero que no es permanente.

Por ello, ser consciente de que solo necesitas un poco de tiempo para sentirte mejor hará que todo este proceso sea mucho más llevadero.

Nada de contacto con tu ex

Durante este tiempo, es muy importante que el contacto con tu ex sea el mínimo. La relación se acabó, no hay más. Toca pasar página y para ello necesitas que tus pensamientos comiencen a centrarse en otros aspectos alternativos a tu relación de pareja.

Cuando el contacto con tu ex sea obligado (por ejemplo, si tenéis hijos en común), necesitas que este sea reducido al máximo posible. Solo el estricto y necesario.

Te garantizo que si lo haces, la recuperación avanzará mucho más rápido.

Cuida de ti misma

Puede que durante tu relación con esa persona (y, casi seguro, tras la ruptura) te hayas descuidado en algunos aspectos. Ahora es la oportunidad perfecta para retomar el amor propio: come bien, duerme lo suficiente, ve a la peluquería, cómprate unos zapatos nuevos… y haz ejercicio.

Sobre esto último, está demostrado que hacer ejercicio libera endorfinas, que generan felicidad. Además, te ayudarán a desconectar un rato…y a verte mejor para enamorarte de ti cada día. No hay excusas, toca cuidarse.

Comienza un nuevo camino

La mayor parte de tu ruptura amorosa se está procesando neurológicamente. Tu cerebro está pasando por un momento de readaptación para asumir la nueva situación.

Para que este proceso te resulte más sencillo, necesitas crear conexiones nuevas: conoce gente, aprende un nuevo hobby, comienza un proyecto, viaja… y aprende nuevas maneras de estar sola, y sobre todo dormir bien y con un horario regular.

Hagas lo que hagas, hazlo desde el amor hacia ti misma. Te recomiendo que pases por ESTE ARTÍCULO en el que te cuento cómo recuperar el equilibrio tras una ruptura amorosa.

Solo de ti depende que las heridas se conviertan en aprendizajes, transformándote en una mujer fuerte y empoderada.

Si necesitas que alguien te acompañe en este proceso de duelo, puedes solicitar mi sesión gratuita en la que te daré unas orientaciones para poder superar la ruptura.

 

 

 

¿Te gusta? ¡Compártelo!
No hay comentarios

Escribe un comentario